jueves, 7 de marzo de 2013

Coplillas y dichos

Belén nos envía más textos de su abuela Juana Guillén Perruca, de Molina de Aragón. 
Unas cuantas coplillas y, al final, algunos dichos.

"El día que yo nací, 
acababa de nacer,
y a los quince día justos, 
ya tenía medio mes.

Pájaro, pájaro, pájaro,
de las alas azulejas,
si se mueren las jóvenes…
¿qué haremos con tantas viejas?.

Me estoy haciendo un vestido 
del color del chocolate,
para que las envidiosas lo vean, 
pero no lo caten.

¡Ay!, mi abuelita la pobre, 
¡qué faldas usaba!
en la casa que hiciera dos trajes, 
la casa arruinaba.
Eres como el gallo inglés, 
que a todos les pones cara,
pero a mi no me lo harás, 
porque te conozco, maña.

Con las alas de un mosquito, 
hizo una levita un gato
y con las recortaduras: 
gorra, pantalón y zapatos.

Eres como la veleta 
que hay encima de la torre,
viene un viento y otro viento,
y a todos les correspondes.

Entre un rosal y una zarza,
creció una flor amarilla,
con tantas y tantas penas,
que se murió el mismo día.

Ojitos míos llorad,
lágrimas tened paciencia,
que el que nace desgraciado,
desde chiquitito empieza.

Desde el día que nacemos,
a la muerte caminamos,
no hay cosa que mas olvidemos
y que mas cierta tengamos.

Arbolito te secaste,
teniendo el agua en el pie,
en el tronco la firmeza
y en la ramita el querer.

Chiquitita y redondita,
como grano de cebada,
lo que tienes de chiquita,
lo tienes de resalada.

La hermosura de los cielos,
cuando dios la repartió
no estarías tu muy lejos 
cuando tanta te tocó.

En las montañas de Jaca
me acordé de ti, salero,
porque me faltó la sal 
cuando estaba de ranchero.

Si quieres que te toque 
la lotería
has de dormir con el lotero 
siquiera un día,
con el lotero 
ya me he acostado 
y la lotería 
no me ha tocado.

Unos dichos:
A la cabeza hay que darle meneos.

La Noche, “pa” los lobos.

A dormir, a dormir, que se cría el sebo sin sentir. (al acostarse). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada